Disfraz esqueleto mujer barato (últimas unidades)

Hola amiga, seguramente ahora estes pensando: donde encontrar un disfraz de esqueleto mujer barato y de buena calidad?

Pues no le des mas vueltas, aqui puedes comprar el mejor disfraz de esqueleto de chica sexy ideal para Carnaval, Halloween 2020 o en una fiesta de disfraces:

Disfraz de esqueleto chica sexy

Caracteristicas del disfraz esqueleto mujer

Precio muy ecónomico. Aunque sea barato es de buena calidad, muy comodo y sexy. Ideal para chicas que quieren destacar en una fiesta de disfraces

Talla 38-40, un disfraz perfecto para mujeres adultas que se mantienen en forma. No da calor porque es de un material transpirable

Disfraz compuesto por un mono negro y capucha. Con figura de un esqueleto dibujado en blanco. Vestido sintético que se adapta al cuerpo.

Es el más vendido por lo que es posible se acaben las existencias pronto.

La oferta es solo si lo compras ahora antes de Halloween o fechas especiales. Despues el precio subirá y no será tan barato. Comprar con antelación es la mejor forma de hacerte con tu vestido de esqueleto

Opiniones y valoraciones de este disfraz de esqueleto para mujer

Puedes ver laz opiniones y valoraciones que ha hecho la gente en amazon pinchando aquí

Este disfraz no se encuentra ni en Carrefour, tiendas de el Corte Ingles ni otros supermercados. Al comprarlo online te sale mas barato porque no hay intermediarios que encarezcan el producto.

No es el mismo disfraz de Aliexpress. Es de mejor calidad, no se rompe ni es desechable de un unico uso.

Nuestra recomendacion es que si buscas algo de calidad similar puede que lo encuentres en h&m, pero alli es más caro. La ventaja es que aproveches esta oferta, en pocos dias te lo sirven en tu casa sin tener que desplazarte.

Con toda comodidad de comprar online, mejor que un disfraz para chica casero. Reserva el tuyo ahora

Además de comprar disfraz de esqueleto para mujer barato puedes combinarlo con:

DIsfraz de esqueleto mujer embarazada (AGOTADO)

¿Dónde comprar calaveras mexicanas?

¿Estás buscando dónde comprar calaveras mexicanas? Pues aqui en DeEsqueletos te damos toda la informacion acerca de ellas:

Calavera Mexicana Nemesis Now

calavera mexicana nemesis now
Figura decorativa hecha a mano con muy buen acabado coloreada y pintada

Calavera Mexicana Punkator, figura decorativa

calavera mexicana punkator
Preciosa Figura de Calavera Mexicana con Flores muy bien decorada

Calavera Nemesis Now Sugar Petal Skull

calavera sugar petal skull
Preciosa Figura de Craneo de la Noche de los Muertos

Calavera Blanca Candy Azucar de Cristal

calvera de cristal candy azucar
Calavera de cristal que sirve de recipiente especial para el azucar por lo que se llama Candy Sugar

Calavera Nemesis Now Pop Art

calavera nemesis now pop art
Calavera Nemesis Now Pop Art Figura Decorativa de color Blanco pintada con trazos de Pop Art

Colgante Calavera Mexicana de Oro y Plata de Ley

colgante calavera mexicana oro y plata de ley
Calavera Mexicana Oro y Plata de Ley muy bien decorada ideal para Colgante

Calavera Mexicana Penn Plax Azucar

calavera mexicana de azucar para acuario
Calavera mexicana de Azúcar adorno para Acuario Decoracion dia de los Muertos

Calavera de Cerámica con motivos mexicanos

calavera de cerámica motivos mexicanos de colores
Calavera de Ceramica Fan Mex pintada en colores vivos y de gran calidad ideal para decoracion en casas

Te han gustado estos elementos de decoracion para el dia de los Muertos?

Para mas información o dudas que tengas sobre estos temas pasate por Calaveras 2020

Ya sabes donde comprar calaveras mexicanas. Ver más articulos:

Mochilas de calaveras

Paraguas con calaveras

Dsfraz de esqueleto

Cojines con Calaveras

Hola a todos y todas los seguidores de esta página de esqueletos y calaveras. Un nuevo producto que está arrasando son los cojines de calaveras. Aquí te hemos hecho una selección de los más deseados y a un precio razonable. No te los pierdas!

Cojin con funda de Calavera Mexicana
Cojin con funda de Calavera Mexicana y Rosas
cojin calavera fumeta con cascos
Cojin con Calavera Fumeta con Cascos
Cojin calavera mexicana fondo negro
Cojin con Calavera Mexicana muchos fondos de distintos colores
Cojin calavera tatuando Marilyn
Cojin de calavera tatuando a Marilyn

¿Quieres saber más cosas de las Calaveras? Mira en Calaveras

Dónde comprar calaveras para autos

Hola amante de las calaveras y de los esqueletos! Estás buscando dónde compar calaveras para autos has llegado al sitio ideal, aquí te explicamos como.

Lo primero que vamos a ver son las fundas que sirven de parasol para el coche con dibujos de calaveras. Tenemos estas:

Ambientadores para auto

Estas son las últimas novedades en cuanto ambientadores para auto de calaveras:

ambientador coche con calaveras
Ambientador para el auto con calavera
ambientador auto calavera mexicana
Ambientador para el auto con calaveras mexicanas
ambientador para coche, auto, carro con calavera
Ambientador para coche /auto / carro con calaveras
Aceite aroma calaveras carro
Aceitte con aroma de calaveras para carro 2 unidades
Ambientador aroma para el coche de esqueletos
Ambientador aroma para coche con esqueletos 2 unidades

Colgantes para auto de calaveras

Aqui te presentamos la mejor selección de colgantes de calaveras para poner en tu coche o auto:

colgante de calavera para auto
Colgante de calavera moderno para auto
colgante para coche auto de calavera
Colgante para el coche o auto de calavera

Fundas silla de auto con calaveras

Quizás lo que estas buscando son fundas para sillas de auto / coche con calaveras. Aqui te presentamos las más molonas y a buen precio que se pueden encontrar en el mercado

funda asiento de auto con calavera
Funda de asiento para autos con calavera pirata
fundas asientos de coches con craneo de calavera
Fundas de asientos para conches con cráneo de calavera pensando
fundas asientos coche con calaveras
Fundas de asientos / sillas para coche / automovil con calaveras
Fundas para automovil de calaveras piratas
Fundas para automovil de calaveras piratas

Fundas para silla de coche más vendidas

A continuación te presentamos las fundas para asientos de autos más vendidas con motivos de calaveras:

fundas para asiento de coche calaveras piratas
Fundas para asiento de coche calaveras piratas

Cubierta para parabrisas de calaveras

Alomejor estás buscando algo más específico para tu coche, como una cubierta para el parabrisas con adornos de calaveras. Tambien lo tenemos. En De-esqueletos somos especialistas en crear todo tipo de cosas con calaveras. Aquí los tienes:

cubierta de parabrisas coche con calaveras
Parasol, cubierta de coche para nieve o lluvia decorada con calavera moderna

Parasol de parabrisas para coche con calaveras

En esta sección puedes ver los parasoles para la ventana delantera del coche con decoración de calaveras y monstruos de Halloween:

parasol de parabrisas para coche con calavera india
Parasol de parabrisas para coche con calavera india
parasol coche con calavera con bandera mexicana
Parasol para el coche con calavera con bandera mexicana
parasol coche calaveras mexicanas
Parasol coche con calaveras mexicanas especial colores vivos
parasol coche con calaveras mexicanas
Parasol de coche con calaveras mexicanas
parasol coche calaveras fondo oscuro
Parasol para el coche con calaveras en fondo oscuro
parasol para coche con calaveras mexicanas
Parasol para coche con calaveras mexicanas que viva Mexico!
parasol para el auto con diseño de calavera
Parasol para el auto con diseño de calavera crazy
Parasol coche para ventana parabrisas motivo halloween
Parasol de coche para ventana parabrisas motivo Halloween calaveras bailando
parasol para coche con calaveras mexicanas
Parasol coche con calaveras mexicanas
parasol para coche calavera sonriendo
Parasol para el coche calavera sonriendo

¿Buscabas algo más especifico de calaveras para auto? No te preocupes, aqui tienes más información sobre todo lo relacionado con Calaveras

Paraguas con calaveras

Bienvenid@ a nuestra tienda de paraguas con calaveras. Mira que paraguas mas chulos e originales que tenemos:

Paraguas Calaveras colección 2020

Vaya… parece que de momento estan casi todos vendidos. Date prisa que se acaban.. Aunque dentro de muy poco volveremos a tenerlos!

Características de los Paraguas de Calaveras

Si pinchas sobre cada una de sus fotos podrás leer las características en particular de cada uno de nuestros paraguas. Algunos son invertidos de diseño de huesos de calaveras de Halloween, son impermeables y tienen distinto tipo de mango. Fáciles de guardar, resistentes al agua y viento, son resistentes (son de poliester lo que te asegura que van a durar mucho). Perfectos no solo para dias de lluvia, tambien para dias soleados pues tienen filtros para los rayos UV. Varillas de acero galvanizado, bien plegables y cómodos de llevar. Apenas pesan, son ligeros pero muy resistentes al viento: lo que evitará que se te volteen esos días en los que hay vientos huracanados muy fuertes que vienen de todas partes.

Paraguas Calaveras para Hombre o Mujer

Estos fantasticos paraguas son unisex, es decir, valen tanto para hombre como para mujer. Son grandes, flexibles pero resistentes al viento, algunos van decorados en el interior y otros en la parte de fuera. Algunos de estos que puedes ver arriba son reversibles, lo que hace que puedas tener dos en uno. Envío: en general tardan de 3 a 4 días.

Opiniones de los Paraguas de Calaveras

Puedes dejar tus valoraciones sobre este producto en los comentarios. La mayoria de opiniones sobre este producto les han otorgado una media de cuatro estrellas sobre cinco. Son productos muy resistentes al viento y duraderos. Están en oferta y ya quedan pocos por lo que sin no consigues el tuyo deberas esperar a que los repongamos.

Valoracion general ✩✩✩✩

Mas Paraguas Calaveras

Si realmente necesitas un paraguas con esas caracteristicas puedes visitar esta tienda de Paraguas con Calaveras dónde aun quedan algunos. Suerte!

Si te interesan otras cosas decoradas con calaveras puedes echarle un ojo a estos productos:

Además de paraguas con calaveras te puede gustar:

Camisetas con Calaveras

Buscando y buscando por todas las tiendas de tu barrio para encontrar las mejores camisetas con calaveras y no las encuentras? No te preocupes. Aqui vas a tenerlas para dar y tomar.

Camisetas con calaveras para mujer

Camisetas con Calaveras para hombres

Las top camisetas de calaveras mas vendidas

Hemos hecho una selección de las que merecen la pena por su originalidad y la modernidad que aportan. Frescura dentro de un mundo turbio, el de los esqueletos de seres muertos que se desplazan arrastrandose como los muertos andantes de Juego de Tronos.. Por cierto que final más malo tuvo esta gran serie… pero no nos vayamos de tema! Vamos a centrarnos.

Te ofrecemos un elenco de camisas y camisetas que han pasado la inspección técnica en cuanto a terror y frescura que pueden aportar a tu estilo diario. Prendas para lucir en el trabajo o al salir de fiesta o para darle envidia a esa vecina tuya, Manoli, que tan pesada es y tanto se queja de los ruidos que hacen las motos al pasar por su casa. Ruido mágico de una Harley Davidson que a nosotros nos suena a gloria, pero que a esta señora le ataca de los nervios. No nos entiende. Piensa que somos unos inadaptados y unos bichos raros por llevar puestas nuestras flamantes ropas con decoración de calaveras.

Que sabrá esa señora. La rara es ella y no lo entiende.. Estamos en un nivel superior al de estas personas y tú lo sabes porque has entrado aquí sabiendo que vas a encontrar las ultimas actualizaciones en el mercado calavéríco y demoníaco. Vamos con los top de este 2020. Son estos:

En breve actualizamos.

Mientras te vamos contando una de las historias de más miedo que nunca han sido relatadas en publico por temor a que se cumplieran como si fueran profecías…

Historia de terror para los que buscan camisetas de calaveras

Al final de un camino tranquilo, detrás de un velo de robles negros retorcidos, había una casa. Una mujer vivía allí. En noches amargas como ésta, se sentaba junto al fuego y leía hasta que se cansaba lo suficiente para dormir. Pero esa noche, cuando sus párpados se hicieron pesados, se sorprendió por un sonido. Un sonido que no estaba acostumbrada a oír en estos días. ¿Quién podría estar llamando, se preguntó? ¿Y tan tarde? Se levantó de su silla y cogió el teléfono.

«¿Hola?»

«Voy a matarte», dijo un hombre con una voz profunda.

«¿Quién es este?» preguntó.

No hubo respuesta.

«¿Quién es?», repitió, con la mano temblorosa.

Hubo un chasquido. Silencio. Rápidamente llamó a la policía y explicó lo que había pasado. El oficial le dijo que esperara mientras rastreaba la llamada. Después de unos momentos dijo, «La llamada viene de… dentro de su casa».

«Eso no tiene sentido», dijo. «¿Cómo podría alguien estar dentro de mi casa?»

«Probablemente entró por la fuerza», dijo.

«Oh sí, supongo que tiene sentido».

«Y eso no es todo», dijo. «No soy un oficial de policía».

«¿No lo eres?»

«No, soy el asesino de antes. En realidad nunca colgué.»

«Pero escuché un clic».

El hombre hizo un chasquido con su boca. «¿Así?» dijo.

«Vaya, eso es muy bueno».

«Gracias».

«Entonces, ¿estás realmente dentro de mi casa?»

«Sí, totalmente».

«¿Dónde?»

La respiración del hombre se hizo más pesada. «Me gusta tu pelo», dijo. Daba más miedo que encontrar en mitad de la noche el rostro de una calavera

«Espera, ¿puedes verme?»

«Sí».

«Espera, ¿te gusta mi pelo?»

«Es muy bonito».

«Si puedes verme, entonces, ¿qué es lo que llevo puesto?»

«Parece una blusa de Banana y una falda de… Anne Taylor Loft?»

«Vaya, realmente puedes verme».

«También puedo ver-espera, ¿qué demonios es eso?»

«¿Qué?»

«Hay una persona, un fantasma que se cierne sobre ti.»

«Es un poco difícil confiar en ti después de la cosa del clic».

«No, hablo en serio, junto al sofá.»

La mujer se giró y jadeó, «¡Oh Dios mío, lo veo! Sabía que este lugar estaba embrujado».

«Jesucristo». ¿Es un niño? Eww, está todo translúcido.»

«Parece un niño pequeño».

«¿Qué es lo que quiere?»

«Creo que quiere jugar. Tiene una cometa en la mano».

El niño fantasma se acercó flotando y habló: «Juega con miiiiiiigo».

«¡Oh Dios mío, puede hablar!» dijo el hombre. Estaba acojonado.. digo acongojado, perdon por la palabrota. Aunque eso no importa, estamos en una pagina de camisetas con calaveras, no debería importarnos decir que el tio estaba la hostia de acojonado. Continuemos con la historia de terror.

«Juega conmigo», repitió el niño fantasma.

«¡Um, no gracias!» dijo el hombre.

«No puede oírte», dijo la mujer.

«Ponme en el altavoz».

«Espera», dijo. «Inténtalo ahora».

«¡No queremos jugar contigo! ¿Ok, junior? Sólo vete.»

«¿Por qué?», dijo el chico, ladeando la cabeza. «Jugar es divertido».

«¡No lo es!», gritó el hombre.

«¿Quién eres?», le preguntó el niño fantasma a la mujer. «¿Por qué estás en mi casa?»

«Oh, soy Helena. Ahora vivo en esta casa. Y la voz que escuchas en el teléfono es… No he entendido tu nombre».

«Es… Douglas», dijo el hombre, a regañadientes.

«Douglas se está escondiendo en algún lugar aquí para matarme, ¿verdad, Douglas?» Helena dijo.

«Ese era el plan», dijo Douglas.

«¿Y ustedes tienen miedo de un niño con una cometa? Jesús», dijo el niño fantasma.

«¡Un niño muerto con una cometa!» Douglas dijo.

Hubo un pesado silencio durante varios momentos. De repente, sonó el timbre.

«¿Esperando a alguien?» Douglas preguntó.

Sonó de nuevo. Helena se acercó y lo abrió. De pie había un hombre corpulento con ropas raíles, que apenas ocultaba un machete ensangrentado a sus espaldas.

«Perdóneme, señora», dijo. «Mi coche se averió y me preguntaba si podría cargar mi teléfono en su casa».

«Lo siento, no lo creo», dijo Helena, empezando a cerrar la puerta. Por cierto recuerda que tenemos camisetas de calaveras muy chulas, echales un ojo despues de leer este siniestro relato.

El hombre metió el pie dentro. «Bueno, creo que sí», dijo.

Helena tropezó y cayó al suelo.

«¿Quién diablos es ese?» Douglas gritó.

«Soy un vagabundo homicida. ¿Quién demonios eres?» dijo el vagabundo, confundido. «¿De dónde viene esa voz?»

«Es un asesino que se esconde en mi casa», dijo Helena, sosteniendo el teléfono. «Douglas».

¿»Esconderse»? ¿Dónde?» preguntó el vagabundo, mirando nerviosamente a su alrededor.

«Está en el armario», dijo el chico fantasma.

«¿Qué mierda es eso?», gritó el vagabundo.

«Soy un fantasma. Solía vivir aquí como hace cien años. Oh, y déjame adivinar, no quieres jugar conmigo.»

«Diablos, no, no quiero jugar contigo. ¿Qué está pasando aquí?»

«¡Lo que pasa es que nadie quiere jugar conmigo!»

«Por el amor de Dios, nadie está volando una cometa por la noche», gritó Douglas. «¡Ríndete!»

El niño fantasma comenzó a llorar.

«Ahora lo hiciste llorar, Douglas», regañó Helena. Sus lágrimas empapaban su camiseta.

«Perdona si estoy un poco nerviosa porque dejaste entrar a un asesino en la casa», dijo Douglas.

«En primer lugar, yo no le dejé entrar, él entró», dijo Helena.

«Es verdad, lo hice», dijo el vagabundo.

«En segundo lugar, también eres un asesino, Douglas».

«Touché», dijo el vagabundo.

«Y en tercer lugar, no me pidas perdón a mí, pídele perdón al chico muerto».

«Bien, bien. Lo siento. No debí haberte hablado bruscamente», dijo Douglas.

El niño fantasma sonrió. Todos parecían calmarse un poco, hasta que el timbre sonó de nuevo. Como una calavera moribunda, Helena caminó hacia la puerta.

«¡No!» gritaron los otros tres.

Ella la abrió y miró afuera. No había nadie, sólo una gran caja de madera en el escalón delantero.

«Hay una caja aquí afuera», dijo Helena. «No hay ninguna etiqueta ni nada,»

«Tengo un mal presentimiento sobre esta caja», dijo el vagabundo.

«Odio esta caja», dijo el chico fantasma.

Helena los ignoró y la llevó dentro. Se volvió hacia el vagabundo. «¿Puedo?» Se limpió el machete en los pantalones y se lo entregó a ella. Ella abrió la parte superior, metió la mano y sacó un muñeco de payaso andrajoso con una sonrisa siniestra.

«¿Qué es? ¿Qué es?» Douglas gritó, a través del teléfono.

«Una especie de muñeca de payaso», dijo Helena.

«No quiero jugar con un muñeco de payaso», dijo el niño fantasma, empezando a llorar.

«¿Por qué no ponemos esta cosa en la caja antes de que nos dé pesadillas?», dijo el vagabundo. Que no se me olvide comprar camisetas

«Mira, hay una cuerda», dijo Helena, tirando de ella antes de que nadie pudiera oponerse. El payaso comenzó a resoplar, sus ojos se movieron de un lado a otro, y una inquietante y alegre canción emanó de su boca abierta.

Bienvenido a mi circo,

Mi circo de la diversión.

No hay ningún lugar donde esconderse.

No hay ningún lugar a donde correr.

Todos ustedes son mis invitados dentro de la carpa principal.

Voy a matarlos a todos, básicamente.

El payaso soltó una carcajada terrible.

«Estoy muy emocionado de que hayas tirado de la cuerda, Helena», dijo Douglas. «Quiero decir, ¡vamos!

«¿Qué significa el payaso?», preguntó el chico fantasma.

«Creo que fue bastante claro», dijo el vagabundo, retorciéndose las manos. «Nos va a matar a todos… básicamente».

«¿Cómo va a matarnos una muñeca?» Helena preguntó.

Cada uno de ellos inspeccionó silenciosamente la habitación en anticipación. De repente, las luces se apagaron. No había calaveras pero asustaba.

«¿Qué pasó? ¿Quién hizo eso?», gritó el niño fantasma.

«¡No puedo ver nada!» el vagabundo dijo, «¡Literalmente no puedo ver nada porque ahora está muy oscuro!»

A través de la oscuridad, Helena soltó un grito, «¡Oh no!»

«¿Helena?» Douglas gritó: «¿Qué pasa?»

«¡Es el payaso! La mató», dijo el vagabundo, con la voz temblorosa. «¡Y nosotros somos los siguientes!»

«¡Mató a Helena!», sollozó el chico fantasma.

Segundos después, las luces volvieron a encenderse. Las manos de Helena se levantaron hacia su cara.

«Mi estúpida lente de contacto se salió de su sitio», dijo, separando sus párpados y pinchando su pupila. «Qué molesto».

«Oh, por favor no hagas eso», dijo el vagabundo, retorciéndose.

«¿Qué está haciendo?» preguntó Douglas, con temor.

«Tocando su ojo real con su dedo real», dijo el chico fantasma, haciendo una mueca de dolor.

«Es muy resbaladizo», dijo Helena, maniobrando más profundamente en su ojo. «No puedo controlarlo».

Douglas se atragantó. «Oh Dios mío, eso es tan vil».

El vagabundo levantó el puño hasta su boca con una mueca, mientras Helena presionaba su pulgar contra su húmedo y tembloroso globo ocular para hacer palanca. ¿Os imaginais camisetas con globos oculares derramados en sangre? Seria una buena idea 🙂

«Ugh, ahora creo que está doblado debajo de mi párpado», dijo Helena, estirando su párpado. «¿Puede alguien mirar y decirme si lo puede ver?»

Hubo un clic desde el teléfono.

¿»Douglas»? ¿Fue un clic de verdad?»

El chico fantasma se desvaneció en la pared, diciendo: «Estoy fuera».

«¿Chico fantasma?»

Escuchó la puerta delantera abriéndose detrás de ella. ¿»Vagabundo»? ¿Tú también?»

El vagabundo se volvió hacia ella con una mirada aturdida, «Odio tanto este lugar», dijo, y luego dejó caer el machete de su mano floja y se adentró en la oscuridad.

Fin. O no. Todo puede pasar en esta página

Te gustó el relato? O las camisetas con calaveras?

O ambas cosas? Comenta!

Gorras con Calaveras y…no entres! Da miedo

Hola amigos y amigas amantes de las motos, el mundo gotico y de las gorras con calaveras, aqui os hemos puesto la mejor seleccion de las que se pueden encontrar en toda la red.

gorro calavera hombre y mujer
Gorro de Calavera para Hombre y Mujer

Caracteristicas: Gorro caido ligero y fino tanto para hombre como para mujer. Estilo casual. Ideal para verano, no da calor. Transpirable. Diseño con calavera de pirata con los dos huesos cruzados. Modelo shenky.

.

Gorro de lana con calavera
Gorro de lana con Calavera

Caracteristicas: Gorro con una calavera en la parte central, estilo motero, tambien para bicicleta. Es una prenda de invierno pero transpira bien. Ideal para regalo. Unisex. Para hombre y mujer con personalidad.

.

Gorro con Calaveras para chico y chica
Gorro con Calaveras para chico y chica

Caractericas: Gorro fino y suave con calaveras de adorno. Ideal para perdida de cabello o en un tratamiento. Unisex. Modelo hombre y mujer.

.

Gorra con calavera molona y barata
Gorra de Calaveras molona

Características: Gorra de béisbol- football- baloncesto, con visera y diseño de puño, grafiti, calavera y pinchos. Marca Locomo. Estilo deportivo, de oferta (muy pocas unidades quedan)

Actualización 2020: nuevas camisetas con calaveras más vendidas!

Estos gorros y gorras son las mejores en cuanto a calidad precio, baratas pero sin dejar de ser unas piezas duraderas para que no se te fastidien nada mas limpiarlas, lavarlas o llevartelas a la playa. Por eso hemos descartado todas esas que hay de baja calidad, aunque tengan precios mas bajos, y hemos puesto las mas selectas y duraderas.

gorra con calavera sacando la lengua
Gorra con calavera sacando la lengua

Caracteriticas: Gorra con calavera divertida sacando la lengua. Estilo deportivo y tambien para Hip Hop Raperos, Unisex Chicos y chicas modernos.

.

gorra con calavera pirata
Gorra con Calavera estilo Pirata

Caracteristiscas: Gorra, plana,con Calavera Pirata. Color negro, cierres de sujeción ajustable a medida.

.

gorro de calavera mujer plateada
Gorro Calaveras Plateadas

Caracteristicas: Gorro de punto con Calaveras Skulls metálicas. Spiral Directi Catacomb. Talla unica. Unisex. Top ventas. Pocas existencias.

.

Y cien por cien originales! No busques malas replicas, piensa que lo mejor que puedes hacer es invertir en ti mismo, en llevar una estupenda imagen que cause impresion y esto solo se consigue con productos de marcas originales

Te gusta rapear? Con esta gorra te vas a lucir haciendo rimas de calaveras. Que lo tuyo es el rock and roll y la ropa rokera? Pues tambien va a ir muy a juego cuando te subas con la moto escuchando Metallica a todo volumen

De momento hemos hecho un ranking de las top 10 de todos los portales que ofrecen por internet. Hemos tenido muy en cuenta las opiniones y comentarios de los usuarios. Tambien te animamos a que dejes tus valoraciones despues de comprar el producto.

Gorro con una calavera

Características: Gorro original Badbery. Nada de imitaciones. Para hombre mujer niños y niñas, distintas tallas. Adornado con calavera siniestra en el centro

.

Gorro de Calavera
Gorro calavera metalica version Pirata

Caracteristicas: Gorro con diseño de calavera, unisex, con aplicaciones de strass, mucha variedad de colores. La hay con huesos o version calavera unica sin huesos. Muchos modelos donde elegir.. Unisex. En el top 10 de las mas vendidas!

.

Y sobre todo, si quieres hacer algun regalo molon recuerda que las gorras de calaveras son fantasticas para sorprender a un chico o a una chica, ha sido de lo mas vendido en reyes. Es lo que se lleva este 2020, y ademas te traeran buena suerte. Si las buscas de mala calidad para ahorrarte unos cuantos euros esta web no es la recomendada para ti. Puedes encontrar en tu buscador favorito muchas de estas impersonales baratijas.

Si lo que quieres son las mejores ofertas de productos originales, quedate con nostros que empezamos en tres, dos, uno… comenzamos!

Gorra de Calavera Rapera

gorra con calavera rapera
Ver Precio

Bonita Gorra Negra con una Calavera en el centro, de colores mezclados: rojo, amarillo, azul y verde. Muy moderna, ideal para raperos, amantes del hip hop, estilo urban casual…

Opiniones

Me encantó. Es super comoda y barata. Hacia tiempo que la buscaba pero en las tiendas de mi barrio estaba a un precio superior. Por eso la adquirí online que es más barato y además es de buena calidad, facil de limpiar y muy comoda. Ahora me gustaria encontrarla en blanco pero que sea igual de buena.

Andres (Barcelona)

Tambien tenemos paraguas con calaveras, si te gustan date prisa por que estan a punto de agotarse!

¿Por qué comprar una gorra con calavera?

Porque todo son ventajas. Primero, vas elegante y casual, si te la compras en negro puede conjuntar con cualquier prenda que lleves. Con un estilo oscuro y tenebroso. Como el de las prendas góticas o el estilo rockero de un motero amante del rock and roll y de las motos.

En blanco tambien consigues un efecto impactante si lo que te va es el tema raperillo. Es una gorra limpia, original e infunde respeto pues, como no se le va a respetar a un tipo que no teme ni a la misma muerte, que se pone la cara de un esqueleto porque no tienes miedo de nada.

Que nadie se atreva a decirte ni mú pues tu eres una persona de la calle, chico o chica, sin excepciones, y ahi estas con tu elegante gorra de calavera infundiendo que eres una persona que tiene buen gusto para vestir y que te desmarcas del resto.

Ya hay mucha gente con gorras de los New York Yankys o de Los Angeles Lakers. Eso ya paso de moda. Este 2020 lo que se lleva son los huesos, las prendas esqueleticas.

¿Qué tienen estas gorras con calavera?

Pues primero, un acabado perfecto. Si leiste la primera parte de nuestra review te comentabamos que son gorras con un elegante diseño, con mucho estilo y personal.

Se sigue apostando por esta moda que ha pasado de las camisetas a estas otras prendas por ser más fáciles de quitar y poner. Que quieres ir en plan motard? Pues inviertes en una original y unica del color que mas te gusta. Tambien queda bien si lo tuyo es el rollo hipster: barbita, pelo apurado y ropa casual. En blanco y en negro son buenas opciones para combinar con tu ropa de ultima generacion de 2020.

Piensa que son marcas exclusivas, con sus logos y certificados. Nada de imitaciones. Se acabaron esos productos a 5 euros en el Ali Express. Salen malos y caros, porque si una gorra blanca se te ensucia ya la has cagado, con perdon, con éstas de aqui no te parsará. Se pueden lavar y si las cuidas bien formaran parte de tu vestuario mucho tiempo.

Son gorras unisex, tanto para chico como para chica. Apuntate un tanto y haz mas joven tu imagen y tu estilo desprendiendo la inovación y la originalidad que te aportan.

Millenials: aprovechad la ocasion antes de que se nos terminen, de momento quedan en stock pero estos ultimos dias ha aumentado su venta por lo que no sabemos cuando podremos reponerlas. Son modelos exclusivos como ya os comentamos anteriormente, la oferta es ahora por un limite de tiempo para que la puedas lucir ya en este 2020

. Centenials o generacion Z (los nacidos a partir del 2000): vosotros no teneis que aparentar juventud, ya la teneis, pero esta pieza os va a dar un toque siniestro, gore, con marcada personalidad. Si te gusta el mundo de los tatoos de esqueletos y la ropa con calaveras unete a nuestra tienda online y podras ver como actualizamos con las ultimas novedades para que no te pierdas los complementos más molones.

Eres mujer, te va el rollo rockero pero no sabes como rejuvenecer tu imagen? Aqui tienes la clave. Recuerda que tus edad conlleva experiencia y que los años no se reflejan en la edad sino en la ropa que llevas. No aparentes mas años de los que ya tienes, busca el toque magico que te puede dar una gorra de este tipo. Te estas viendo ya con ella puesta? Seguro que te queda genial!

Lo mejor de unas gorras de calavera

Uno de los beneficios es que con estos complementos para tu cabeza puede ser que un dia llevas el pelo sucio, pero no te da tiempo de lavartelo por ejemplo. Te pones tu gorrita y ya vas bien sin preocupaciones del pelo. Que es un dia de viento? Despreocupate de tu peinado, conseguiras ir arreglado sin despeinarte cuando vayas por la calle en estas epocas de viento. Vayas a donde vayas, para que no te detengan ni los mismisimos huracanes, o los tornados. Como se ajustan perfectamente a tu cabeza vas a conseguir mantener tu buena imagen en las situaciones mas en contra que tengas.

Y no dan calor! Son gorras transpirables, con la tecnologia fit air, es decir, hecha de materiales que se adaptan a la temperatura del medio. Especialmente necesarias si eres calvo. Puedes dejarte barbita y ponerte tu gorra super chula y ser el amo/ama de la fiesta. Empoderate con la personalidad magnetica que te da, vas a atraer personas con tu estilazo barbaro de hombre calvo pero muy interesante.

O si te estas dejando crecer el pelo y todavia no has pasado la medida hasta que te quede bien la melena. Ya sabes, cuando el pelo sale como le da la gana y no quieres verte ese remolino en tu cabeza o esos picos con volumen que pareces el pajaro loco. Cuantas veces hemos dicho que nos dejariamos una melena como la cabellera de Bon Jovi pero hemos tenido que cortar nuestro cabello porque no lograbamos superar esa fatidica medida con la que nos queda el pelo como recien levantado de la cama aunque hayas estado horas arreglandote… Esto lo solucionaras con tu bonita gorra. Ya no tienes motivo para que te baje la autoestima y te sientas inferior a los demas

Gorras calavera para ir de fiesta. Tambien es una buena opcion. Y recuerda, ya no tienes excusas para hacerte una foto por si el pelo te queda mal. Te la haces llevando la gorra puesta y nos mandas las fotos a nuestra redaccion que la publicaremos y pondremos las opiniones y valoraciones que te merece este producto

No lo veas como comprar, sino como invertir en ti mismo. Tienes derecho a llevar una imagen estilosa, un look moderno con un toque siniestro, que nada te arrebate la oportunidad de lucirte ante tus amigos y amigas. Olvidate de la vergüenza, esto te va a quedar bien para tus facciones y vas a imponer frente a los sectores de gente mas clasica que no se atreven a llevar este tipo de complementos.

Gorra calavera mexicana

Muy pronto estará disponible este producto

Tambien gorras de calaveras

Historia de miedo para los amantes de las gorras con calaveras

La Gameboy de Marina se apagó de repente. Puso los ojos en blanco y lanzó un fuerte suspiro: la estúpida cosa se quedó sin baterías, otra vez. Marina lo metió en su mochila y miró a su alrededor.

Sorprendentemente, la carreta estaba completamente vacía, aparte de ella misma. Normalmente, el tren estaría lleno de hombres de negocios exhaustos, adolescentes molestos y chicas como Marina. Chicas yendo a casa después de un día agotador en la escuela, algunas leyendo libros, otras charlando con sus mejores amigos.

Pero esta vez, no había nadie más que Marina en el vagón. El tren estaba en silencio, y Marina podía oír su propia respiración. Algo se sentía… mal. El aire estaba inquietantemente quieto. Un sudor frio helaba por toda su gorra oscura que tenia puesta. Sintió verdadero miedo por algo pero no sabía por qué. Tal vez como aquel poster de calavera que tenia en su cuarto la hacia atormentar por las noches, pero esta era una sensación diferente.

Miró por la ventana, intentando quitarse esa extraña sensación. Sus ojos se abrieron de par en par al darse cuenta de que ya estaba oscuro afuera. ¿Cuánto tiempo había pasado ya? Marina estaba desesperada. ¿Qué pensaría su madre? ¿A dónde iba el tren?

Marina se sentó en el suelo, con las lágrimas cayendo por su cara. Sólo tenía trece años, nunca le había pasado nada parecido. Cerró los ojos, esperando que alguien viniera a ayudarla…

Y de repente, el tren se detuvo. Marina abrió los ojos y miró a su alrededor, y encontró que estaba rodeada de oscuridad. Estaba congelada en su lugar, temblando y llorando, pensando en lo que debía hacer a continuación.

Lentamente, se levantó y miró por la ventana. El tren se detuvo en un lugar que ella nunca había visto antes. Árboles rodeando todo lo que podía ver, excepto un pequeño camino entre dos grandes rocas. Justo detrás de los árboles, Marina pudo ver lo que parecía ser un pequeño pueblo.

novedad gorra moderna

Marina miró a su alrededor y se dio cuenta de que las puertas del tren se habían abierto. Pensó en ello, y decidió que tal vez alguien en la aldea podría ayudarla a volver a casa.

Marina dejó el tren. Se detuvo frente al camino de tierra, e inspeccionó las dos grandes rocas que lo rodeaban. Tenían algo escrito en ellas. Un flash le vino a su mente. Volvió a su cabeza la imagen de la tétrica calavera que tenia en la pared de su casa. Miró fijamente aquellas letras.

«Bienvenido a…»

El nombre del pueblo estaba cubierto de musgo. La segunda roca decía:

«…para pronunciar la última palabra.
‘Sólo diré entonces, sin decir.’
Nada más,
Nada más.»

Moss también estaba cubriendo parte del texto. Marina frunció el ceño, confundida. ¿Era un viejo poema o algo así? Ella no lo sabía, y no le importaba realmente. Sin dudarlo más, caminó hacia el pueblo.

Al final del camino de tierra, allí estaba: el aparentemente viejo pueblo, adornado con linternas por todas partes.

Lo primero que Marina notó fue que no había absolutamente nadie en las calles. ¿Estaba todo el mundo dentro de sus casas? ¿Por qué?

Marina no quería creer que el lugar estaba abandonado. Insistió en pedir ayuda. Con cuidado, se acercó a la primera casa que vio. Cuando se acercó al shoji (puerta corrediza japonesa), un fuerte olor llegó a su nariz. Venía del interior de la casa. Marina lo ignoró y golpeó suavemente el shoji.

«¿Hola? ¿Hay alguien ahí?» preguntó Marina. Ella esperó. No hay nada. Volvió a llamar. «¿Podría alguien ayudarme, por favor? Estoy perdida…»

Marina esperó ansiosamente una respuesta, pero nadie vino. Asumiendo que no había nadie en casa, se mudó a la casa de al lado. Volvio a sentir el sudor de su gorra y su falda en sus piernas. Estaba todo muy oscuro y tenia miedo de que le aparecieran de repente calaveras de aquella oscuridad para morderla y devorarla viva.. Aleja esos pensamientos Marina, pensó para si misma

Una vez más, llamó al shoji y llamó al dueño de la casa, y una vez más, nadie vino.

«No… de ninguna manera…» Marina murmuró para sí misma, ya que finalmente se convenció de que la aldea estaba abandonada.

Justo cuando estaba a punto de perder toda esperanza, Marina se dio cuenta de que el Shoji estaba abierto todo el tiempo. No completamente abierto, sólo un pequeño hueco.

Marina contuvo la respiración, mientras abría el Shoji. El mismo olor de antes volvió. Estaba muy oscuro dentro de la casa; Marina tuvo que ajustar sus ojos a la oscuridad. El suelo y las paredes estaban empapados con… ¿pintura negra? Lo que fuera, era definitivamente la fuente del olor. Marina lo tocó cuidadosamente con su dedo. No era pintura. Era espeso, caliente y pegajoso.

Marina se limpió el dedo en el borde de su falda y volvió a salir. De alguna manera, el cielo parecía aún más oscuro que antes.

Y justo entonces, notó algo detrás de los árboles: un torii (puerta japonesa). Era casi imperceptible a primera vista, pero la pintura roja lo delató. Lentamente, se acercó a ella. Si cerraba los ojos sentia un pavor más grande que viendo nuestras gorras de calaveras. Peró no dudó en adentrarse en ella.

Detrás de ella, había una enorme escalera que parecía casi interminable. Pero la curiosidad de Marina sacó lo mejor de ella, así que se abrió camino hacia arriba.

Como ella esperaba, las escaleras conducían a un santuario. Pero había algo diferente en él. Tenía una atmósfera espeluznante; Marina se llenó repentinamente de temor. Definitivamente había algo malo en ello.

A medida que Marina se acercaba, la sensación de temor se hizo más fuerte. Con cada paso, el corazón de Marina latía más y más rápido. Sentía como si hubiera alguien mirándola.

Marina abrió la puerta del santuario; el mismo maldito olor era ahora aún peor. Marina suprimió las ganas de vomitar. Las paredes y el suelo estaban completamente cubiertos de la sustancia negra, no quedaba ni una esquina libre.

Justo en el medio de la habitación había un tarro. Un frasco de porcelana, del tamaño del brazo de Marina.

Por alguna razón, Marina se sintió fuera de sí misma, como si no tuviera control sobre su cuerpo. Su cabeza daba vueltas; apenas podía mantenerse en pie. Pero de alguna manera se las arregló para alcanzar el frasco y abrir su tapa.
Y, como si fuera magia, volvió a sus sentidos.

Se alejó y miró fijamente el frasco, con los ojos abiertos. No pasó nada.

Absolutamente nada… hasta que el frasco empezó a temblar y a moverse, como si estuviera vivo. Marina no podía creer lo que estaba pasando. Quería correr, pero sus piernas se negaban a cooperar.
Gritó cuando un brazo salió del tarro, un brazo antinaturalmente largo, también cubierto con la sustancia negra. Su mano tenía garras afiladas, que raspaban y arañaban el suelo como un cuchillo. Luego apareció otro brazo, seguido de una cabeza, su cara oculta tras una sucia máscara de muñeca de porcelana.

Marina se dio cuenta entonces de lo que había hecho. Esa cosa era un demonio, no tenía ninguna duda al respecto. Alguien había sellado a la criatura dentro del frasco después de que destruyera la aldea, pero ahora, finalmente era libre.

En un abrir y cerrar de ojos, el demonio estaba completamente fuera del frasco. Era imposiblemente alto, y sus extremidades estaban retorcidas y contorsionadas de forma inhumana.

Marina miró fijamente a la criatura, y la criatura la miró fijamente a ella. Cuidadosamente, Marina trató de salir del santuario. Ella estaba casi afuera… pero el demonio de repente comenzó a caminar hacia ella. Marina gritó, se dio la vuelta y corrió. Todo aquello era tétrico. Se le helaba la sangre y se le paralizaban los sentidos, como el día que encontraste estas gorras con calaveras con las que has dado buscando y buscando por la parte más oscura de internet.

Todo a su alrededor estaba borroso. Podía oír al demonio corriendo detrás de ella, acercándose cada vez más.

Mientras corría por la escalera que llevaba a la aldea, Marina tropezó y se torció el tobillo. Ella gritó de dolor mientras caía, gritando en voz alta. Justo entonces, sintió que algo la agarraba del brazo; el demonio la había alcanzado y sus afiladas garras se arrastraban lentamente por la piel de Marina.

Pero ella no se daba por vencida. Reuniendo todo el coraje que le quedaba, Marina se levantó y siguió corriendo, liberándose de las manos del demonio.

La escalera se sentía interminable, pero finalmente, Marina estaba de vuelta en la aldea. El demonio, al darse cuenta de que su víctima estaba a punto de escapar, trató desesperadamente de alcanzarla, pero Marina fue más rápido. Corrió por el camino de tierra y se sorprendió al ver que el tren seguía allí, como si estuviera esperando su regreso. Si sientes miedo siempre puedes hacer un receso en la historia y comprar gorras de calaveras. O seguir leyendo la historia de nuestra protagonista, Marina, que demostraba ser una chica muy valiente.

Marina esperó en el tren y miró por la ventana. El demonio no estaba en ningún lugar para ser visto. Suspiró con alivio y lloró durante lo que parecieron ser horas, quizás por el dolor punzante en su brazo derecho, o quizás por la incredulidad de lo que acababa de suceder.

Y escuchó un fuerte ruido sordo.

El demonio intentaba entrar en el tren, pero las puertas eran demasiado pequeñas para que él pudiera pasar. A pesar de que llevaba una máscara, Marina casi podía ver la ira en su expresión, su cuerpo temblando de rabia.

Anuncio de informe
Marina valientemente se puso de pie y se acercó al demonio. Tan pronto como se acercó, hizo un intento inútil de agarrarla. Sin pensarlo dos veces, Marina gritó y empujó a la criatura fuera del tren. Su cuerpo era delgado, por lo que no tardó mucho en caer al suelo.

Cuando el demonio estaba a punto de hacer un intento más de agarrar a Marina, las luces del tren se encendieron de repente y las puertas se cerraron. Cuando la locomotora comenzó a moverse, Marina aún podía oír a la criatura golpeando desesperadamente la puerta, intentando abrirla.

Marina cayó al suelo, exhausta. Se había acabado, finalmente se había acabado. Su aliento era inestable, sus ojos aún estaban muy abiertos por el miedo. Permaneció allí hasta que la puerta del tren se abrió de nuevo, revelando una estación familiar frente a ella. Estaba en casa.

Con su mochila en las manos, dejó el tren. Mientras caminaba por las calles, la gente la miraba y se susurraba unos a otros, preguntándose qué le había pasado.

A Marina le llevó un tiempo inventar una excusa para sus heridas. Le dijo a su madre que una compañera de clase la golpeó en la escuela, y ella lo creyó. No hay manera de que Marina le dijera lo que realmente pasó. Ella no lo creería de todos modos.

Esa noche, Marina tuvo problemas para dormir.

Una semana después, Marina fue al médico con su madre. Tomaron un tren para llegar a la clínica, e inmediatamente Marina sintió un escalofrío en la columna vertebral. Todos los recuerdos de la semana anterior volvieron, pero ella los ignoró.

Marina miró por la ventana, admirando los paisajes por los que pasaba el tren.

Y de repente, empezó a reconocer sus alrededores.

Sintió cómo se le caía el corazón. Ese era el lugar donde el camino de tierra se suponía que estaba.

Pero no había ningún camino que encontrar, sólo dos rocas rotas.

¿Sabeis mas historias de miedo?

¿Alguien ahí fuera tiene una historia de miedo real y verdadera que le haya pasado a ellos o a alguien que conozcan? No hablo de leyendas urbanas, hablo de terror legítimo. Tal vez sea un poco sobrenatural, tal vez no. He hablado con un montón de amigos sobre esto, y es sorprendente cuántos de ellos han sacado historias de terror de la vida real.

Voy a empezar. Esto es lo más aterrador que me ha pasado:

Mi novia de entonces y yo estamos en un viaje de mochileros por el norte de Vermont. Diez días de caminatas y campamentos al aire libre. Llevábamos todo lo que necesitábamos para todo el viaje (comida, provisiones, etc.) y no planeábamos dejar el rastro en absoluto. He estado haciendo cosas al aire libre toda mi vida y me siento muy cómodo en viajes como este. Mi novia había hecho una cantidad decente de caminatas y campamentos, pero nunca había estado en un viaje tan largo. Honestamente estaba totalmente emocionado de tener una novia interesada en este tipo de cosas, mis anteriores novias habían sido buenas para una caminata de un día, pero eso es todo.

De todos modos, el bosque y (más importante) el clima eran hermosos y todo en nuestro viaje iba muy bien. Nuestra rutina era bastante simple. Caminábamos alrededor de 15 millas durante el día, y cuando empezaba a oscurecer un poco, salíamos del sendero y nos adentrábamos en el bosque a unos cientos de metros y encontrábamos un buen lugar plano para montar nuestra tienda de campaña para la noche.

Siempre me sorprende lo solo que puedes estar en el bosque. Los primeros días vimos tal vez 3 o 4 otros excursionistas cada día, generalmente caminando junto a nosotros en la dirección opuesta. Al cuarto día dejamos de ver a otros excursionistas. Esto se debe a que habíamos caminado más al norte en este punto en una zona más aislada que tiene mucho menos tráfico peatonal.

Así que es la séptima noche y no hemos visto a nadie más durante probablemente tres o cuatro días en este punto. Me quedo dormido y me despierto muy temprano, como siempre lo hago cuando acampo, Típicamente había estado acostado en mi saco de dormir esperando a que mi novia se despertara, pero mientras estaba acostado escuché un ruido fuera de nuestra tienda de algo caminando por ahí.

Estábamos bastante cerca del borde de un río/lago, y estaba emocionado pensando que podría llegar a ver un alce. Salí de la tienda tan silenciosamente como pude. Todavía estaba oscuro, el sol no había salido todavía, pero mis ojos estaban acostumbrados a la poca luz. Busqué un alce u otro animal, pero no vi nada. Eventualmente hice algo debido al movimiento. Había un hombre de pie a unos 30 metros de donde estaba nuestra tienda, y mientras lo miraba se apagó y se adentró en el bosque.

¿Conoces la sensación de estar en una montaña rusa cuando todo se te cae encima? Tuve exactamente la misma sensación en el bosque y no tenía ni idea de qué hacer. Un montón de posibilidades corrían por mi cabeza. ¿Era un cazador o un campista cualquiera que se tropezó con nuestra tienda? Si es así, ¿por qué estaba fuera tan temprano en la mañana? El sol aún no ha salido. Revisé mi reloj: ¡LAS 4 DE LA MAÑANA! Si no era un cazador, ¿entonces estábamos sin querer en su propiedad? ¿Estaba enfadado? ¿Por qué no dijo nada? Tenía problemas para encontrar explicaciones que tuvieran sentido y no fueran completamente aterradoras. ¿Cuál es el trato de este tipo?

Terminé levantando a mi novia mucho antes de lo normal y caminamos muchos kilómetros extra ese día. No tenía ni idea de si este tipo nos estaba siguiendo o qué. Pasé todo el día mirando por encima de mi hombro, esperando verlo al 100% cada vez que venía por detrás. Por supuesto que no pasó nada y terminamos el viaje a salvo. La visión de este tipo caminando en el bosque sombrío aún está completamente grabada en mi mente años después.

¡Así que eso es mío! ¿Alguien más tiene una verdadera historia de miedo para compartir? ¡Escuchémoslas!

Más miedo para fans de gorras con calaveras

¿Preparados para otra historia? Atención por que lo que os voy a contar esta basado en una experiencia real que vivimos la chica con la que salía y yo.

Hace unos cinco años vivía en el centro de una gran ciudad de los Estados Unidos. Siempre he sido una persona nocturna, así que a menudo me aburría después de que mi compañero de cuarto, que decididamente no era una persona nocturna, se iba a dormir. Para pasar el tiempo, solía dar largos paseos y pasar el tiempo pensando.
Pasé cuatro años así, caminando sola por la noche, y nunca tuve una razón para sentir miedo. Siempre solía bromear con mi compañero de cuarto que incluso los traficantes de drogas de la ciudad eran educados. Pero todo eso cambió en sólo unos minutos de una noche.
Era un miércoles, entre la una y las dos de la mañana, y estaba caminando cerca de un parque patrullado por la policía a bastante distancia de mi apartamento. Era una noche tranquila, incluso para una noche de semana, con muy poco tráfico y casi nadie a pie. Yo llevaba una de las gorras de calavera que me acababa de comprar en mi tienda online favorita. El parque, como la mayoría de las noches, estaba completamente vacío.
Giré por una calle lateral corta para volver a mi apartamento cuando lo vi por primera vez. Al final de la calle, a mi lado, estaba la silueta de un hombre, bailando. Era un baile extraño, similar a un vals, pero terminaba cada «caja» con un extraño paso adelante. Supongo que se podría decir que estaba bailando, dirigiéndose directamente hacia mí.
Decidiendo que probablemente estaba borracho, me acerqué lo más que pude al camino para darle la mayor parte de la acera para que me pasara. Cuanto más se acercaba, más me daba cuenta de la gracia con la que se movía. Era muy alto y delgado, y llevaba un traje viejo. No llevaba una gorra de calavera molona como la que llevaba yo. Bailó más cerca todavía, hasta que pude ver su cara. Sus ojos estaban abiertos de par en par y salvajes, con la cabeza ligeramente inclinada hacia atrás, mirando al cielo. Su boca estaba formada por una amplia y dolorosa caricatura de una sonrisa. Entre los ojos y la sonrisa, decidí cruzar la calle antes de que se acercara más.
Le quité los ojos de encima para cruzar la calle vacía. Cuando llegué al otro lado, miré hacia atrás… y luego me detuve en seco. Había dejado de bailar y estaba de pie con un pie en la calle, perfectamente paralelo a mí. Estaba de frente a mí pero seguía mirando al cielo. Sonreía aún con los labios abiertos.
Yo estaba completa y completamente desconcertada por esto. Empecé a caminar de nuevo, pero mantuve mis ojos en el hombre. No se movió.
Una vez que había puesto media cuadra entre nosotros, me aparté de él por un momento para mirar la acera frente a mí. La calle y la acera delante de mí estaban completamente vacías. Todavía nervioso, miré hacia atrás a donde había estado parado para ver que se había ido. Me entró un terror al momento como si hubiera visto hablar al rostro de una calavera. Por un breve momento me sentí aliviado, hasta que lo vi. Había cruzado la calle, y ahora estaba ligeramente agachado. No podía decirlo con seguridad debido a la distancia y a las sombras, pero estaba seguro de que estaba frente a mí. No había mirado a otro lado durante más de 10 segundos, así que estaba claro que se había movido rápido.
Estaba tan sorprendido que me quedé allí por un tiempo, mirándolo fijamente. Y entonces empezó a moverse hacia mí otra vez. Dio unos pasos gigantescos y exagerados, como si fuera un personaje de dibujos animados que se acercara sigilosamente a alguien. Excepto que se movía muy, muy rápido.
Me gustaría decir que en este punto me escapé o saqué mi spray de pimienta o mi celular o cualquier cosa, pero no lo hice. Me quedé allí de pie, completamente congelado mientras el hombre sonriente se arrastraba hacia mí.
Y luego se detuvo de nuevo, a un coche de distancia de mí. Todavía sonriendo su sonrisa, todavía mirando al cielo.
Cuando finalmente encontré mi voz, solté la primera cosa que me vino a la mente. Lo que quise preguntarle fue: «¿Qué cojones quieres?» en un tono enfadado y autoritario. Lo que salió fue un gemido, «¿Qué diablos…?»
Independientemente de si los humanos pueden o no oler el miedo, ciertamente pueden oírlo. Yo lo escuché con mi propia voz, y eso sólo me hizo tener más miedo. Pero no reaccionó a ello en absoluto. Sólo se quedó allí, sonriendo. Debia de gustarle mi gorra porque me miraba fijamente a la cabeza. No sabía si me la quería robar. Me costó barata pero me hubiera jodido porque es muy molona y original
Y luego, después de lo que pareció una eternidad, se dio la vuelta, muy lentamente, y comenzó a bailar y a caminar. Así como así. No queriendo darle la espalda otra vez, sólo lo vi irse, hasta que estuvo lo suficientemente lejos como para casi perderse de vista. Y entonces me di cuenta de algo. Ya no se alejaba, ni tampoco bailaba. Vi con horror como la forma distante de él se hacía cada vez más grande. Estaba volviendo a mi camino. Y esta vez estaba corriendo.
Yo también corrí.
Corrí hasta que me salí del camino lateral y volví a un camino mejor iluminado con poco tráfico. Mirando detrás de mí entonces, no se le podía encontrar por ningún lado. El resto del camino a casa, seguí mirando por encima del hombro, siempre esperando ver su estúpida sonrisa, pero nunca estuvo allí.
Viví en esa ciudad durante seis meses después de esa noche, y nunca salí a dar otro paseo. Había algo en su cara que siempre me persiguió. No parecía borracho, no parecía drogado. Parecía completa y completamente loco. Y eso es algo que da mucho, mucho miedo de ver.

Un grupo de personas hizo un video sobre esto. Es bastante bueno.

Ahora actualizamos con una historia que nos ha mandado otro apasionado de las gorras con calaveras y que recibimos en el email la noche pasada. Agarraos fuerte porque tiene tela..

Antes de comprar gorra de calaveras esto sucedió.

Historias interesantes hasta ahora, pero soy un gran escéptico. Si no hay algún tipo de explicación, creo que es falsa.

Ahora, tengo una historia de la noche más aterradora de mi vida y la explicación la sigue.

Fue en algún momento del verano, después de la escuela. Tenía unos 12 años en ese momento, así que estaba en esa fase de transición de niño a adolescente en la que aún no eres completamente racional cuando se trata de golpes en la noche… Era muy tarde en la noche (supongo que a medianoche o más tarde, ya que no lo recuerdo) y estaba dormido en mi cama del desván, como la mitad superior de una litera. Estaba profundamente dormido cuando algo me sacudió con frío, un ruido fuerte, un empujón tangible en la ventana de mi dormitorio; sin tener una idea concreta porque estaba dormido en ese momento, balanceé las piernas sobre el costado de mi cama anticipando algo más.

El terror que sentí en la oscuridad de la noche en mi habitación, mirando fijamente a mi ventana aparentemente opaca, esperando que algo me atravesara es algo que, aunque ahora sé lo que pasó, sigue enviando escalofríos por mi columna vertebral.

Entonces oí un fuerte galimatías que me susurraba. (Como un fuerte susurro sin tener ningún tipo de tono de voz)

Así que ahí estoy, mirando a mi ventana con un miedo total, escuchando este horrible sonido cuando otro SLAM contra mi ventana y lo que sonó como una combinación de resoplido, rugido y voz demoníaca. Para agravar el horror, vi una GRAN figura humanoide fuera de la ventana que en ese momento pensé que tenía un conjunto de cuernos de ciervo/cuernos de buey. No se si era un esqueleto por eso lo cuento en este apartado de gorras con calavera

Tan pronto como todo esto sucedió, salté de mi cama y corrí, gritando, a la habitación de mis padres. Si alguna vez has estado verdaderamente aterrorizado, sabes que cualquier sonido que hagas viene de algún lugar además de tu caja de voz y tu cabeza… es un gutural, informe e instintivo grito de horror por saber que te van a matar.

Mis padres se despertaron y exigieron saber lo que pasó y yo se lo dije. Como crecí en la Pennsylvania rural y mis padres son de la vieja escuela, no aceptan mierda de nadie ni de nada… y tienen armas. Así que, sin pensar que era algo importante o tomar medidas extremas como cargar un arma, mi mamá me ofreció tomar su lugar en su cama mientras dormía en mi habitación para asegurarse de que no pasara nada más.

Por supuesto, ¡no se podía esperar que yo durmiera! Así que me acosté, con los ojos muy abiertos en la cama de mis padres, repasando la escena una y otra vez en mi cabeza, pensando «¡¿qué demonios acaba de pasar?!». Después de un rato, supongo que mi miedo se calmó o mi cansancio simplemente lo superó y me quedé dormido. No mucho después de hacerlo, me desperté con otro suceso horripilante:

La casa de mis padres tiene un largo camino de entrada, y al final, era la casa de nuestros vecinos… nuestros vecinos eran una familia… marido, mujer y dos hijos un poco más jóvenes que yo. A través de la ventana del dormitorio de mis padres, se puede ver la casa de los vecinos, pero sólo su garaje y la colina de tierra que lleva al campo superior de mi familia. ¿Qué veo cuando abro los ojos pero la luz de movimiento de los vecinos se enciende? (Recuerden que vivimos en el bosque en la zona rural de PA y esto es en algún momento probablemente alrededor de la 1-2AM y una luz de movimiento encendida es causa de alarma en cualquier situación). Salgo de la cama, esperando ver a Satán parado en el camino haciéndome señas para que me una a él mientras sus ojos brillan de rojo en su cabeza de cabra… pero no estaba muy lejos. Veo a la vecina en pijama que se tambalea por las colinas agarrando su cabeza y pidiendo ayuda.

En este punto, estoy listo para tomar el arma de mis padres y terminar con todo. Me puse una gorra que no era de calaveras, pues entonces era una persona común que no me interesaba por la ropa siniestra. Estoy tan aterrorizada que me pregunto por qué me castigan y me pregunto cuándo terminará la locura. Me encierro en el baño de mis padres, enciendo todas las luces y la calefacción y me quedo sentada por una hora más o menos. Una vez que me he calmado, vuelvo a la habitación y atravieso la ventana. No hay luz.

Mientras me recuesto, oigo un ruido que viene del sótano, justo debajo de la cama. Es un teléfono sonando… no tenemos un teléfono en el sótano.

Ojos bien abiertos.

¿Qué? Joder

Entonces oigo voces. Voces confusas, no pertenecientes a mi familia, que vienen directamente debajo de mí en el sótano a las 2 de la mañana.

El corazón late con fuerza.

En ese momento, estaba tan aterrorizado que tuve que despertar a mi padre… No recuerdo lo que pasó después de eso.

Ahora, para la explicación:

Tengo un hermano mayor, Brad, 5 años mayor para ser exactos, lo que pone a sus amigos en edad de conducir en ese momento. Resulta que un grupo de sus amigos trató de despertarlo, pero tiene el sueño pesado, así que no se movió. Nuestros dormitorios están uno al lado del otro (bueno, lo estaban cuando vivíamos allí), así que sus amigos, sabiendo esto, decidieron intentar despertarme para dejarlos entrar y/o despertar a Brad por ellos.

Para llegar a mi ventana abierta, tuvieron que abrirla con algo y debido a que las ventanas de mi casa están pintadas y la megafonía tiende a ponerse pegajosa en verano debido a la humedad, la madera se hincha y a veces las superficies pintadas tienden a pegarse. Bueno, su primer intento de abrir la ventana debe haber sido lo que me despertó inicialmente.

Yo iba con mi gorra y sentía un poco de miedo por cosas como zombis, muertos vivientes y calaveras

Debieron abrirlo lo suficiente para llamarme y ese fue el susurro que escuché. Pero cuando vieron que me asustaban (estoy seguro de que estaba en un estado de medio sueño, lo que hacía que todo pareciera surrealista y más horrible y demoníaco), abandonaron la idea de llegar a mí y cerraron de golpe la ventana. Sólo puedo suponer que un montón de adolescentes en este punto también empezaron a reír y gritar, lo que habría sido la combinación de resoplido/roar/voz demoníaca que escuché.

Así que esa es la primera parte descubierta, ahora sobre la vecina.

Lo que vi fueron en realidad sólo los amigos de mi hermano al final del camino de entrada. Mi estado altamente emocional desfigurando la realidad, imaginé la identidad de la persona y la voz suplicando ayuda. Los amigos de Brad nos dijeron más tarde que querían acampar y que todos habían traído provisiones (palos para tostar malvaviscos -quizás de donde saqué la imagen de la cornamenta del ciervo-, linternas, cosas de smores, etc.) y sacos de dormir; cuando salí por el pasillo, gritando, algunos dejaron caer su equipo y corrieron, asustados de que mi papá les disparara. Así que alguien volvió a recoger las cosas que se habían caído, y eso es lo que vi.

En cuanto al sonido del teléfono y las voces en el sótano… Inmediatamente debajo de la habitación de mis padres estaba nuestra sala de ordenadores. Esto fue alrededor de 1996 o 97, así que teníamos Windows 95/97 instalado en nuestra computadora y nuestro salvapantallas puesto al «azar». Alguien usó la computadora más tarde en la noche y olvidó bajar el volumen de los parlantes. ¿Y qué salvapantallas se seleccionó para esta noche tan aterradora aparte de:

La Era Dorada

Así que ahí está la gente. La noche más espantosa de mi vida, explicado. Espero que hayan disfrutado

Mario y Alberto despues de comprar gorras con calaveras

Mario se aferró a una alegría insatisfecha por la exploración.

La perspectiva de descubrir nuevos lugares siempre le cautivó, y a menudo, ya sea que estuviera holgazaneando en casa, holgazaneando durante una conferencia, o simplemente pasando una noche sobria con sus amigos, a menudo soñaba despierto con viajar por el mundo para divertirse en las vastas culturas de muchos países.

Desafortunadamente, estaba desempleado y seguía viviendo en su ciudad natal después de 21 años. Además, provenía de una familia de clase media-baja que no podía permitirse muchos lujos, especialmente en esta pésima economía, y después de todos los currículums que había enviado, y todas las entrevistas en las que se había estresado, parecía no poder conseguir un trabajo a tiempo completo o parcial, pasara lo que pasara. No tenía los recursos para viajar a lugares en el extranjero. Ni siquiera podía conducir, así que sus opciones eran limitadas incluso en su propia área local.

Su impaciencia y su inquietud por liberarse de la pequeña ciudad para explorar el mundo comenzaban a alcanzarle rápidamente, así que hizo lo mejor que pudo para satisfacer esta necesidad paseando al perro todos los días. Iba a los senderos y paseos naturales que nunca había caminado antes, exploraba los bosques y lagos que estaban más allá del camino de las civilizaciones, y subía a las empinadas colinas en el campo y miraba alrededor de kilómetros cuadrados de campos, bosques y colinas. Si paseaba al perro por su vecindario local, incluso entraba en urbanizaciones en las que nunca había estado antes, sólo para cambiar de escenario; para ver cómo eran las casas de allí. Incluso tenía la peculiar costumbre de estimar la demografía de las urbanizaciones que visitaba, basándose en el tipo de casas en las que vivían y los coches que conducían.

Hoy, decidió que pasearía al perro por el estanque cercano. Recientemente, había estado yendo con frecuencia a un bosque a unos pocos kilómetros de distancia, y no había paseado al perro por ese lago desde hace unos quince días. Los alrededores del bosque empezaban a resultarle muy familiares, y como la primavera acababa de llegar, el paisaje no cambiaría pronto. La sed de un cambio de escenario estaba empezando a hacerle cosquillas en la garganta.

Así que agarró la correa, la ató a Alberto (quien escuchó los sonidos de la correa que se sacaba del cajón, y en su respuesta habitual, corrió excéntricamente hacia la cocina), y se dirigió al estanque cercano en una tarde de abril inusualmente abrasadora. Caminó por la hilera de casas idénticas en las que vivía, imaginando que tomaba fotos impresionantes de castillos gigantes en Alemania. Después de eso, caminó a través de penachos de hierba y pajitas de pamplinas en la oxidada y abandonada vía férrea, soñando con beber bourbon en un granero rojo con gente que acababa de conocer en uno de los estados rurales de los EE.UU. Finalmente, antes de cruzar la carretera hacia el parque donde se encontraba el estanque, imaginó un viaje a través de la campiña del sur de Francia, abrazando los dulces olores de la región vinícola de Francia; imaginó relajarse con el sonido de los remos salpicando el agua, mientras navegaba lentamente por los ondulantes canales de Venecia; e imaginó mirar hacia arriba a las poderosas pirámides del Antiguo Egipto con el sol del desierto asando su piel pálida como la leche y decolorando su pelo rizado marrón. Siempre se lo ocultaba con alguna de sus gorras, aunque todo el mundo le decia que tenia un cabello envidiable.

Sin embargo, cuando llegó al lago, sólo le deprimió el hecho de que lo más probable es que no visitara estos países en un futuro próximo, y se frustró por el hecho de que, después de toda la laboriosa búsqueda de trabajo que había realizado, seguía sin empleo y carecía de recursos para satisfacer su mente hambrienta de viajes. Tratando de ignorar su molestia y de disfrutar simplemente del hermoso y soleado día, se acercó al tramo del camino que comenzaba en una corta pero empinada colina, y que se desviaba en un sendero de izquierda y otro de derecha en forma de bidé. Desde aquí, podía contemplar el estanque ondulante, zafiro en el sol floreciente; las llanuras planas que lo rodeaban, engañosamente esmeralda en este brillante abril; y el nuevo y elegante hospital privado que acababa de ser construido. Mirando el colorido y afilado diseño del hospital, su atención llamó la atención de la entrada a una pequeña urbanización que estaba situada justo al lado.

No es que Mario nunca se hubiera fijado en esta urbanización, pero nunca había pensado en entrar en ella. Caminando por ella durante todos estos meses, sólo había notado dos cosas: siempre había visto su gran área verde justo después de la entrada, que tenía un solo sicómoro brotando del medio; y la carretera central, de la que todos los demás carriles de la urbanización emergían como ramas de ese árbol. El camino principal de la finca también había sido una colina, aunque su pendiente había sido bastante más sutil que la fuerte caída de la colina sobre la que estaba parado en ese momento. Era un lugar extraño, en cualquier momento podian aparecer unas calaveras vivientes y saltar a atacarle. Debo dejar esos pensamientos de miedo, se dijo, para sí mismo.

Mario se preguntaba si todas las casas se veían diferentes, o si todas se veían iguales. Tal vez había secciones en esta finca, donde las casas se veían todas iguales en su sección individual, pero los diseños de estas secciones de viviendas eran todos únicos. Se preguntaba qué marca de coches tenía el barrio en general, cómo eran sus jardines, y quizás podría echar un vistazo al interior de sus casas. Reuniendo toda esta información, podría tratar de adivinar qué tipo de gente vivía en esta finca. Tiró de la correa de Alberto y trotó por el camino izquierdo de la colina empinada.

Cruzó un pequeño puente de piedra sobre uno de los arroyos que desembocaban en el estanque, tomó el camino alrededor de la gran llanura circular que rodeaba el estanque, y comenzó a caminar por el sendero junto al camino. Continuó caminando hasta que estuvo directamente enfrente de la entrada, esperó a que pasaran los dos coches que se aproximaban a cada lado de la carretera y cruzó rápidamente la carretera cuando pasó el segundo coche. Imitando a Mario, Alberto corrió delante de él en una repentina explosión de emoción.

El «Parque Walburton» estaba grabado en una roca brillante de color gris claro en todas las capitales, que se encontraba en un pequeño trozo de hierba en la esquina de la carretera. Había tres casas a cada lado de la carretera en la entrada, y las seis eran pequeñas casas blancas de dos pisos. Después de las casas había un cruce de caminos. Tanto en el giro a la izquierda como en el giro a la derecha, había siete casas medianas de dos pisos de ladrillo rojo a cada lado de la calle, con un total de 34 casas en la entrada. El camino continuaba hasta un cruce en forma de T en la parte trasera de la finca, y allí la calle derecha tenía aproximadamente la misma longitud que las dos calles de la entrada, y la calle izquierda era mucho más larga que el resto.

Las casas de estas dos calles eran casi el doble de grandes que las casas de la entrada. Todas las casas estaban en un lado, mientras que el otro lado era un campo separado por una línea de viejos y grandes robles. Todas tenían dos partes principales; una parte era un bungalow blanco de dos pisos, mientras que la otra era un buhardilla marrón. Había cuatro de estas casas en la calle derecha, y otras diez en la calle izquierda. Antes de eso, había dos áreas verdes entre el cruce y las casas en el cruce en T. Una era la zona verde limpia y bien mantenida con el gran sicomoro que brotaba del medio y que Mario siempre había visto, mientras que la otra era una zona verde desgreñada y desbordada con un columpio y un tobogán, rodeada por tres muros de hormigón gris. Mario nunca se había fijado en esta zona antes, a pesar de todas las veces que había pasado por esta finca. Mucho antes de haberse comprado una de nuestras gorras con calaveras ya había caminado por aquellas misteriosas calles cargadas de un sentimiento raro que lo enturbiaba todo.

Mientras Mario caminaba por la calle observando las diez grandes casas blancas y marrones, algo extraño se le ocurrió. Por muy bonita que fuera esta finca, era inquietantemente tranquila, y por lo que había visto hasta ahora, estaba totalmente desierta. Por supuesto, no había nada malo en estas tranquilas propiedades. De hecho, si Mario hubiera notado grupos de niños hiperactivos jugando por aquí, probablemente habría evitado venir aquí en primer lugar. Sin embargo, Mario no había visto ni una sola alma. Ningún niño jugando alrededor del sicomoro o en los columpios, ninguna persona de mediana edad sentada en su sofá viendo la televisión, o incluso ningún anciano haciendo jardinería, disfrutando del glorioso sol. La tranquilidad no se atribuyó sólo a la ausencia de gente fuera de casa; Mario ni siquiera podía oír ningún coche conduciendo por la carretera principal que había cruzado para llegar aquí, o por la carretera que sabía que estaba más allá de los campos e hileras de altos robles. No escuchó a los árboles balancearse con el viento ni tampoco escuchó a ningún pájaro tuiteando. Todo lo que podía oír eran sus propios pasos y el sonido del cuello de Alberto mientras trotaba a su lado.

Mario llegó al final del callejón sin salida, se dio la vuelta y decidió echar un vistazo a las cuatro casas del otro lado de la finca. Mientras caminaba, miró a los árboles, balanceándose silenciosamente con el viento de primavera. Notó que las nubes grises comenzaban a acumularse rápidamente por lo que supuso que era una dirección oeste-suroeste. Comprobó la hora en su teléfono. Eran exactamente las 15:30. Decidió que tenía tiempo suficiente para echar un vistazo a las calles restantes de la urbanización, antes de volver a casa antes de las cuatro. Observar aquello causaba tanta impresion como ver unas calaveras moviendo la boca y hablando como si estuvieran vivas.

Cuando Mario llegó a la parte superior de la calle derecha, parecía que las cuatro casas aquí eran exactamente iguales a las diez que acababa de observar. Esta calle era ligeramente curva, así que continuó caminando para asegurarse de que no se iba a perder nada. Poco a poco, los restos ocultos de las dos últimas casas emergieron de detrás de las dos anteriores, y para su decepción, Mario encontró que eran de hecho las mismas que las otras doce casas de la parte trasera de esta finca. Este anticlímax, sin embargo, fue de corta duración, ya que casi inmediatamente Mario había notado un giro brusco a la derecha justo después de la última casa. Acelerando su ritmo, observó que esta nueva sección era idéntica a las dos calles de casas de ladrillo rojo de dos pisos de la entrada de la finca. Mario miró su teléfono. 15:41. Caminó hacia adelante, mirando el Volvo estacionado en la entrada de la primera casa a la derecha…

…y luego se detuvo inesperadamente. Aturdido por un breve momento, se dio la vuelta y encontró a Alberto sentado, con sus cuatro patas presionadas en el hormigón.

Mario tiró de la correa dos veces más, instando a Alberto a caminar con él. «¡Vamos chico! Vamos! ¡Vamos Silver, vamos!»

Alberto siguió sentado tercamente, mirando solemnemente a Mario con esos amplios y acuosos ojos marrones. Mario lo miraba fijamente, derrotado. Si Alberto hubiera sido un chihuahua, un Jack Russell o incluso un rey Carlos, podría haberlo arrastrado por la calle fácilmente, pero era un robusto y bien alimentado Weimaraner, que Mario sabía que daría una dura batalla. Mario levantó la correa en el aire sin fuerza, luego Alberto se levantó de un salto con las orejas pinchadas y siguió a Mario lejos de la calle de las catorce casas escondidas.

Mario llevó a Alberto a lo que parecía un joven fresno, que crecía entre los viejos robles que se cernían sobre él. Ató la correa alrededor de él, y se inclinó para frotar a Alberto de forma tranquilizadora. Alberto trató de lamerle la cara y saltó sobre Mario, mientras caminaba por la calle alejándose de él, pero fue arrastrado hacia atrás por el estrecho nudo que lo aseguraba al árbol. Se puso su gorra y no le tembló el pulso para tomar la decisión correcta de seguir adelante, haciendose el valiente.

Intentando hacer lo mejor para evitar la culpa de los ojos de cachorro de Alberto, Mario caminó por el medio de la calle, mirando todas las casas de ladrillo rojo sin mirar atrás. Todas las casas parecían estar en buenas condiciones en el exterior, aunque algunas tenían jardines desordenados y descuidados. Mario contó seis de estos jardines, cinco de los cuales tenían al menos un juguete para niños imprudentemente desparramado en algún lugar. Le recordaba a Mario la incómoda, vacía y desbordante zona verde con el tobogán barato y el columpio cerca de la entrada de la finca. Los jardines restantes tenían sus bordes y esquinas manchados con racimos de flores al azar, sus colores chocando vívidamente, pero aliviando la vista. Sus céspedes eran llanos y frescos de verde primaveral, y uno o dos tenían algunas tejas de color óxido que hacían juego con su casa de ladrillos rojos, como una cereza en el glaseado. Tambien se parecía a una de sus antiguas gorras que eran de ese color tan extraño.

Mario llegó al final del callejón sin salida, marcado por una pared de hormigón gris con musgo y una larga hierba verde en su esquina inferior que se elevaba a lo que Mario suponía que era de al menos 15 pies de altura. Siguiéndolo hasta la cima, Mario notó que el cielo estaba completamente cubierto con gruesas nubes gris claro de altostratos. Temiendo el pequeño riesgo de lluvia, Mario decidió que lo mejor era volver a casa directamente después de esto, decidiendo también observar los tipos de coches en su salida. Mirando a su alrededor algunos Volkswagens y Hondas, y recordando que un Volvo en la primera casa de la derecha (que ahora era la última de la izquierda), Mario buscó el coche en la casa directamente opuesta a esa. Mientras lo hacía, el mismo extraño pensamiento de antes lo golpeó de la nada.

Aunque ya era bastante extraño no tener ninguna actividad humana en un tramo de la casa de esta urbanización, se estaba volviendo demasiado inquietante para él que tampoco hubiera gente en esta calle. Una vez más no había niños jugando, ancianos cuidando el jardín, y ni siquiera nadie sentado en sus cuartos delanteros, por lo que Mario podía recordar.

Mientras se acercaba a la izquierda, volviendo a la calle en la parte trasera de la finca, Mario notó algo duro que le hizo detenerse y retroceder en un rápido pánico.

Alberto se había ido.

Los músculos de Mario se intensificaron, respiraba con dificultad, inmediatamente corrió, entró en pánico y se maldijo a sí mismo por dejar al perro solo. «¡ALBERT! ¡AQUÍ, MUCHACHO! «¡Ven aquí, ALBERT!» dijo en voz alta y desesperada mientras corría a un ritmo acelerado. Silbó tres veces y lo llamó otra vez en voz alta. «¡AQUÍ, ALBERT, ALBERT! ¡VEN, NIÑO!» Se estaba acercando a la curva cuando empezó a gritar por él, tensando los músculos de su garganta seca. «ALBERT». ALBERT. ALBERT».

Sus gritos se detuvieron, ya que la repentina confusión hizo que Mario se preocupara. Debería haber corrido por el camino entre los robles y las grandes casas marrones y blancas. Sin embargo, la inquietud se apoderó de la columna vertebral de Mario, mientras miraba las casas de ladrillos rojos, a pocos metros de la alta, musgosa y gris pared de hormigón que marcaba el final de la calle de la que acababa de apartarse. Le volvía el pensamiento a la cabeza de unas calaveras demoníacas torturando los pensamientos que fluian por su mente con pavor y sin cesar.

Mario estaba ansioso, preguntándose cómo había alucinado o soñado despierto todo ese fiasco. Pero cuando miró hacia la parte superior de la calle, Mario vio una vez más que Alberto no se encontraba en ninguna parte. Mario corrió de nuevo, sus pensamientos un poco más tranquilos y sus preocupaciones se apartaron brevemente. Cuando se acercó a la curva por segunda vez, Mario notó que también faltaba la correa, lo que le indicó que alguien había encontrado a Alberto y también…

Miró a su alrededor las casas de ladrillo rojo, de pie a pocos metros de la alta, musgosa y gris pared de hormigón que marcaba el final de la calle de la que acababa de apartarse.

Mario estaba asustado. Definitivamente no había alucinado eso. «Si lo hubiera hecho, ¿por qué estaría jadeando tanto?» pensó para sí mismo. Corrió una vez más, más rápido que las dos veces anteriores. Estaba fatigado, pero se mantuvo motivado por esa fuerza para liberarse del aparentemente infinito laberinto. Pensaba para sí mismo otra vez. «Tal vez si trato de echar un vistazo a la pintura blanca de la casa alrededor de la co-

Miró a su alrededor las casas de ladrillo rojo, de pie a pocos metros de la alta, musgosa y gris pared de hormigón que marcaba el final de la calle de la que acababa de apartarse.

Estaba soñando. Tembló ferozmente y miró a su alrededor frenéticamente, sintiendo que se iba a quedar ciego si miraba una cosa por más de tres segundos. Su energía estaba ausente de toda la carrera, pero siguió caminando, haciéndolo rápidamente mientras giraba su visión en círculos, su única motivación el miedo y la desesperación. El fresno al que estaba atado Alberto saltó hacia atrás y se tambaleó hacia él cada pocos segundos, como su rápido pulso. Sus temblorosas piernas intentaron hacer un poco de footing una vez más. Intentando vislumbrar de nuevo una de las casas blancas, miraba intensamente a través de cualquier hueco, apareciendo rápidamente manchas en su visión central mientras que su visión exterior se desdibujaba. Cuando no pudo encontrar ni una pizca de vivienda blanca en ningún hueco de esta calle, Mario agarró su cabeza con la mano, agitando sus piernas en una caótica carrera hacia el giro a la izquierda, sólo colgando de un hilo de esperanza que…

Miró a su alrededor las casas de ladrillo rojo, de pie a pocos metros de la alta, musgosa y gris pared de hormigón que marcaba el final de la calle de la que acababa de apartarse.

Mario se acostó sobre el frío hormigón en forma de feto, enterrando su rostro en las cálidas y oscuras profundidades de sus palmas, sus emociones latentes en su pálido rostro en blanco, aparte de las lágrimas sin palabras que brotaban de sus ojos color avellana. Sin querer, se rascó su pelo marrón y rizado contra la dura superficie de la carretera, negándose a mirar a su alrededor. Mario estaba rodeado por un paisaje inmutable y un silencio total y enloquecedor. No había ni una sola alma que compartiera o polarizara su interminable sufrimiento. Esta historia la tengo que contar – pensó – en aquella página tan mística donde venden gorras de calaveras y se cuentan estas cosas que pasan y luego la gente no se las cree por su terrible escepticismo a los muertos y todo lo relacionado con ellos

Cientos. Cientos de brazos muertos se materializaron lentamente bajo los árboles de hoja perenne donde Mario se había sumergido. Carne putrefacta, crujiente y reluciente, del color de la mezcla de gris pálido y azul profundo. De todos los pisos de las casas; detrás de las numerosas ventanas de todas las casas grandes, blancas y marrones, cuerpos de color gris pálido y caras de azul profundo, con grandes ojos negros circulares, labios delgados y cosidos, y caras sin nariz, arañados suavemente en la ventana, a veces tamborileando los cinco dedos en el vidrio. No se podía oír el sonido, pero la vibración dejaba un eco en el pecho, un eco tan denso que era como una patada protegida de un caballo asustado. Sus ojos vacíos transmitían los mensajes a los que los músculos de sus bocas cosidas luchaban.

Alberto gruñó a los brazos que se movían lentamente, y ladró ferozmente a los niños de ojos muertos que salían de la alcantarilla. Alberto lloriqueó para que Mario regresara, y con cada minuto que pasaba, el cielo se volvía de un naranja aún más profundo.

Alberto apartó toda su fuerza del negro y moribundo árbol. Cada hoja que caía sobre su espalda lo quemaba. Los niños fallecidos se balanceaban de un lado a otro, acercándose lentamente a Alberto, que estaba indefenso. No se oía ni un solo sonido de ninguna parte, ya que Alberto agitaba violentamente la correa que le había atado. Alberto gruñó y ladró con violencia una vez más, en un esfuerzo inútil por intimidar a los niños muertos que aún se balanceaban lentamente hacia él.

Alberto se apartó de ellos y luego se dirigió hacia el árbol. Caminó hacia atrás, hasta que la correa estaba muy tensa. Entonces, sacudió la cabeza rápidamente de lado a lado, apretando el agarre de las cuatro patas que estaban sumergidas en el lodo. Lentamente, la correa comenzó a deslizarse sobre su cuello, el nylon raspando dolorosamente en la parte posterior de sus orejas. La bola en su garganta se hinchó rápidamente mientras luchaba por respirar con el cuello tan apretado. La fuerte fricción hizo que el collar se deslizara más allá de sus orejas muy lentamente, terriblemente ansioso por los niños muertos sin emoción que se balanceaban hacia él dolorosamente despacio. Ahora no solo soñaría con calaveras sino que le vendrían estas imágenes en sus momentos más vulnerables de soledad en donde su mente se apropiaba de sus miedos.

Su visión se volvió borrosa cuando su cabeza se echó hacia atrás violentamente y cuando el aire volvió a inundar sus pulmones. En el momento en que se liberó, un brazo gris pálido se balanceó hacia él y sus uñas de color óxido y afiladas se clavaron más allá de su delgado abrigo plateado y en la suave y tierna carne que estaba justo encima de su cadera. Alberto gritó, luego gruñó y ladró sin piedad a la boca sin nariz, cosida, de ojos vacíos, niño muerto, hundiendo sus dientes en su carne helada. El niño se detuvo y se alejó, con el tiempo justo para que Alberto se alejara de ellos.

Galopeó a la izquierda, bajando la sutilmente empinada colina. El cielo anaranjado se arremolinó como un giroscopio justo encima de él, pero Alberto nunca miró atrás ni una sola vez. Galopó hacia la entrada, donde una rendija de luz brilló cegadoramente en el punto muerto. Rodeando la luz cegadora, no había nada más que oscuridad total. Los cuerpos gris pálido y azul profundo de hombres, mujeres y niños colgaban, sombríos y quietos, de la rama más gruesa del marchito y negro sicomoro moribundo. Alberto se detuvo para gruñir y ladrar a los niños disolventes sentados en los columpios, y a los hombres y mujeres sin ojos que tamborileaban sus dedos en las ventanas de las pequeñas casas blancas de la entrada.

Alberto siguió corriendo y corriendo y corriendo, corriendo hacia la cegadora luz brillante, hasta que fue eso, eso fue todo lo que pudo ver. En ese momento, el mundo entero parecía moverse completamente hacia un lado, mientras que Alberto no podía ver nada más que luces cegadoras, incluso con gorras te cegaban, no escuchaba absolutamente nada y flotaba en el aire, sintiendo que la gravedad lo empujaba hacia la izquierda.

Alberto aterrizó de lado, con un dolor agudo que palpitaba justo por encima de su cadera, y una sensación de quemadura sorda en toda su espalda. Ladraba unas cuantas veces mientras su visión giraba vertiginosamente en su mente. Unos segundos más tarde, después de frotarse los ojos con las dos patas delanteras, Alberto miró a su alrededor con curiosidad, preparando sus dientes para gruñir. Las familias de adultos sonrientes y niños juguetones caminaban por los lagos con sus narices y ojos intactos, y sus bocas sin coser. Los coches circulaban por las carreteras y los sonidos de los pájaros tuiteando y los patos graznando todavía resonaban en la hermosa y soleada tarde de abril. Alberto aflojó su mandíbula y comenzó a jadear.

Todo lo que faltaba era Mario.

Gorros de Calaveras

Empieza el año 2020 con algo que vas a poner de moda tu mismo: los mejores gorros de calaveras del 2020. Tenemos disponibles un surtivo exclusivo para amantes de las motos, rockeros y para los más goticos. Los que lo van a romper este año. Los que se van a empoderar, van adquirir las riendas de sus vidas y vais a romper moldes en la sociedad.

Seguro que eres una persona atrevida, tal vez una chica con las ideas claras, te gustan tus tatuajes de calaveras, tienen un significado para ti, no te los pusiste por que sí. Simbolizan algo importante en tu vida y eso queda reflejado en tus tattos, que ademas molan, pero tienen un significado

Con estos gorros pasa igual. Si no tienes una personalidad fuerte ya te digo que esto no es para ti. Las prendas que aqui te vamos a presentar son para aquellos y aquellas que no sienten miedo e inseguridades, para autenticos campeones que se levantan de la cama con un salto como si el suelo ardiera y lo primero que piensan es: otro dia que salgo a comerme el mundo.

Voy a salir a la calle con mi seguridad, mi confianza y mi gorro de calaveras. Autentico, de calidad. Te puedes sentir seguro porque ha sido diseñado para gente como tu. Que no eres ese perfil? No pasa nada, puedes irte a buscar ropa con florecitas, corazones y decoracion del siglo pasado.

¿Sigues ahí? Sí. Pues para ti va dirigido este link secreto con las ultimas tendencias en gorros con huesos y caras de esqueletos. Recuerda: estos productos son de la mejor calidad y vas a ir super cómo con ellos. Nosotros los llevamos y están arrasando. Date prisa porque pronto se acaban las existencias. Preparado? Aquí te los presento:

Gorro bordado con calavera

gorro con calavera

Caracteristicas: Bordado en alta calidad, 100 por 100 poliacrilico: tu pelo y cabeza transpiraran bien y no cogeran olores, hecha con dos capas de tela que se adaptan comodamente a cualquier tipo de cabeza, Super Confortable. Ideal para dias de viento, frio pero tambien en dias mas calurosos porque no sudas. Otra ventaja: ¿mola mucho verdad? Rockeros, moteros, goticos… este es el regalo perfecto para ellos. Y es ecónomico, mira el precio. Es un producto estrella bueno y barato. Ya no tienes excusas de no saber que regalar!

Llega la moda gótica: Gothess Wrap

La moda gótica con su ropa oscura y siniestra llega de la mano de un nuevo producto: La Gothess Wrap. La moda gotica puede combinar muy bien con nuestras nuevas gorras con calavera que hemos añadido. Por si no sabeis lo que es esta tendencia que se está viralizando entre los jovenes y no tan jovenes aqui os dejamos una imagen gotica de esta nueva prenda que esta causando furor:

camiseta gotica gothess wrap
La Gothess Wrap está causando furor. Hazte con la tuya en esta sensacional OFERTA
Ver precio

Este 2019 está trayendo tendencias de prendas muy chulas en el ámbito de la ropa gotica y siniestra. Pulseras de pinchos, cinturones gruesos, pulseras metalicas.. hazte con todos los accesorios para mostrar tu lado mas Dark en cualquier epoca del año

Ropa siniestra 2020

Este 2020 lo va a petar y de hecho ya lo está arrasando con los nuevos estilos de ropa siniestra con adornos de esqueletos y de calaveras por todas partes. Es una nueva moda, un boom que ha llegado a las calles y se está manifestando como una de las tendencias del año. Pronto añadiremos nuevos conjuntos para que puedas combinar tu estética más gore con tus habitos diarios. Tenemos que hacer que sean compatibles con el trabajo, que puedas ir con las pintas que quieras siempre que vayas moderna, no despreocupada y bien conjuntada, marcando tendencias